Limpia el colon mezclando kéfir y linaza

Es la solución perfecta para quienes se están iniciando en el autocuidado empleando remedios naturales.

El sistema inmunitario se alimenta con nosotros, esto implica que al ocuparse de depurar los intestinos, no solo se está protegiendo el presente, sino que se apuesta por el futuro.

Tal como sucede con una tubería, cuando algo recorre los intestinos pueden producirse  adherencias en sus paredes que a largo plazo generan problemas. Es momento de exterminar esa posibilidad ¿Cómo? es muy simple, se tiene que seguir este tratamiento.

¿Por qué estos dos ingredientes?

Para  responde esto, es necesario conocer por separado las propiedades de cada uno:

Linaza

Es un producto bastante utilizado por las abuelas como laxante natural, debido a que su acción no es instantánea, permitía erradicar el estreñimiento de manera controlada, sin interrumpir sus quehaceres.

Actualmente, esto continúa siendo  una gran ventaja, pues la  mayoría cuenta con un ritmo de vida que exige el máximo control del tiempo. Por ende, si se emplean esta sustancia para limpiar el colon, el proceso desintoxicante se hará  gradualmente y adaptado a la rutina.

Su gran accesibilidad

Es posible encontrarla como harina o aceite, para estos fines se aconseja encontrarla en cualquier herbolario, como harina de lino.

Kéfir

Su popularidad ha ido creciendo, gracias a que es un alimento singular, ya que está compuesto por levaduras y bacterias no patógenas. No se puede tomar sola, lo idóneo es mezclarla con leche, lo que no representa problema en caso de personas con alergia o intolerancia a la lactosa, pues este  la absorbe.

Es un increíble probiótico que contiene minerales y vitaminas abundantes. Adicional a que aporta microorganismos vivos que se instalarán en los intestinos y los vigorizan.

Limpiar el colon mezclando kéfir y linaza

Deshacerse de las toxinas y restos indeseados, a la par de incrementar la fuerza de la flora, es posible. Basta con completar un desayuno durante tres semanas.

  • Semana 1: ½ vaso de kéfir y 1 cucharada de harina de linaza
  • Semana 2: ½ vaso de kéfir y 2 cucharadas de harina de linaza
  • Semana 3: ½ vaso de kéfir y 3 cucharadas de harina de linaza

Consideraciones adicionales

  1. Se recomienda comenzar el día ingiriendo un vaso de agua templada con limón para maximizar la eficacia del remedio.
  2. Tomar diariamente al menos, 1,5 litros de agua.
  3. No descuidar la alimentación, es indispensable que las comidas sean completas, incluyendo azúcares, que podrás ser ingeridos mediante la fruta.
  4. Por ser una cura de considerable duración, lo mejor es realizarla una vez cada tres meses.

Esto sumado a una dieta bien diseñada será suficiente para limpiar el colon, así como mantener las defensas en buen estado y sentirse con la energía y ligereza para afrontar los retos.