Limpia tus pulmones con un jarabe natural de jengibre y cúrcuma

Hasta hace algún tiempo se pensó que el hábito de limpiar los pulmones era algo que sólo aquellas personas adictas al tabaco o expuestas de una manera u otra al humo debían practicar.

Sin embargo deberíamos de limpiar nuestros pulmones por lo menos un par de veces al año, puesto que el tabaco no es la única causa para realizar una limpieza de pulmones, un alto nivel de contaminación y la exposición a los agentes nocivos hace que nuestro sistema respiratorio acumule toxinas que afectan directamente a nuestra salud.

Afortunadamente, existen algunos ingredientes naturales que estimulan su depuración, facilitando la expulsión de todas las sustancias que afectan negativamente a su función.

El jengibre y la cúrcuma son dos increíbles ingredientes que inhiben el daño celular y mejoran los pulmones.

Ambos ingredientes pueden ser utilizados para realizar un jarabe casero que se puede tomar como un método de limpieza y prevención de muchas enfermedades.

El jengibre y la cúrcuma despeja nuestros pulmones

Los jarabes naturales son un excelente remedio para aliviar los síntomas que afectan el sistema respiratorio y llegan a reducir la calidad de vida.

El jarabe preparado con jengibre, cúrcuma y cebolla es una alternativa saludable puesto que estos tres ingredientes tienen propiedades expectorantes, limpian, son antibacterianos y anticancerígenos y trabajan a favor de la salud de los pulmones eliminando todos los residuos que pueden obstaculizar su buen funcionamiento.

Es un remedio casero rico en nutrientes, ideal para los fumadores o personas con dificultades respiratorias. Además, fortalece el sistema inmunológico y previene la gripe y el resfriado común.

Ingredientes

  • 1 kg de cebolla
  • 1 litro de agua
  • 1 ½ taza de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo (20 g)
  • 1 trozo de jengibre

Preparación:

Pela y corta la cebolla y ralla el jengibre.

Introduce estos dos ingredientes en una cacerola y agrega un litro de agua.

Agrega dos cucharadas de cúrcuma en polvo y el azúcar moreno.

Lleva el agua a ebullición y cuando hierva, baja el fuego y cocina a fuego lento hasta que se reduzca a la mitad o menos.

Cuando la mezcla ya este espesa, retiramos la cacerola del fuego y dejamos enfriar.

Colamos y lo almacenamos en una botella de cristal.

Diariamente y con el estómago vacío, toma un par de cucharadas y otras dos cucharadas antes de cenar.

Beneficios del jengibre

El jengibre  tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias  que se utilizan para el tratamiento de diversas enfermedades.

Es uno de los mejores remedios para aliviar los problemas estomacales y síntomas comunes, tales como náuseas y mareos.

También previene infecciones intestinales y reduce la inflamación abdominal producida por la retención de líquidos.

Beneficios de la cúrcuma

Sus principales cualidades son debidas a un compuesto activo llamado curcumina, cuyos efectos antiinflamatorios y antioxidantes promueven la recuperación de diversas enfermedades.

A menudo, la cúrcuma es utilizada para desinflamar los músculos y articulaciones.

Uno de sus efectos más importantes se encuentra su capacidad para retardar el daño oxidativo causado por los radicales libres, lo que previene las enfermedades crónicas y el envejecimiento prematuro.

Beneficios de cebolla

La cebolla mejora el sistema inmune, la circulación y los riñones.

Es rica en agua, vitaminas, minerales y antioxidantes que previenen el daño celular y contribuyen a la reducción de los efectos de los radicales libres.

Su capacidad para estimular la eliminación de toxinas promueve la salud de la purificación de los órganos del cuerpo  como el hígado, pulmón y páncreas.

Compre cúrcuma orgánica económica con envíos a todo el mundo haciendo click en este enlace!