Los Champiñones y sus Increíbles Beneficios para la Salud

Los champiñones, setas y hongos son uno de los ingredientes más beneficiosos para el ser humano que puedas encontrar en este planeta! No le gustan a todo el mundo debido a que la gente suele arrastrar con ellos traumas infantiles, pero en realidad están buenísimos y lo son también para tu salud. De hecho, son tan beneficiosos que se llevan incluso usando desde hace miles de años en la medicina tradicional oriental, incluso hoy en día se usan como componentes de medicinas carísimas que puedes comprar en farmacias occidentales. Aunque, cabe recordar también que no todos los champiñones son saludables, ya que como bien sabrás ya, hay algunos que pueden resultar tóxicos, incluso mortales si los cogemos del bosque sin saber qué estamos comiendo.

Con estos que te nombramos hoy, no sólo estarás a salvo al 100%, sino que además disfrutarás de cientos de nutrientes entrando en tu cuerpo para hacerte el bien:

Perdida de peso 

Comer champiñones te ayudará a adelgazar, pues a penas tienen calorías. Puedes comerte dos o tres cajas de champiñones al día, que seguirás adelgazando y tu cuerpo a penas notará carbohidratos o grasas. De hecho, un estudio clínico realizado hizo que obesos de mediana edad avanzada (+45) remplazasen su ingesta de carne por una taza de champiñones diarios durante un año.¿El resultado? Dejaron de ser obesos y nada más empezar perdieron un 3.6% de su peso total.

Vitamina D

Si el médico te ha dicho que necesitas más Vitamina D, deja de intentar buscarla mediante pastillas y suplementos anti naturales para tu sistema. Come champiñones de forma diaria, pues contienen altos niveles no sólo de Vitamina D standard, sino también del tipo D2 y D2 que encontrarás sobretodo en champiñones blancos. La Vitamina D es un complemento necesario para ayudar a tu cuerpo a absorber más minerales tales como el calcio o el fósforo, importantes para cualquier vida saludable, además de fortalecerte tu sistema inmunológico en general.

Anti-Cancer 

Los champiñones, junto a otras verduras como los pimientos verdes y rojos, tomates, etc. son ideales para combatir el cáncer gracias a sus niveles de antioxidantes que beneficiarán tu cuerpo protegiéndolo de los radicales libres, causantes del cáncer y otros graves problemas inmunológicos. Los hongos también contienen selenio, algo que no solemos encontrar en el resto de vegetales comunes, y motivo por lo que los champiñones son un atractivo ingrediente anti-cancerigeno. El selenio se usa para mejorar las encimas de tu hígado, ideal para desentoxicar la area y ayudar a eliminar cualquier componente que habite esa área de tu cuerpo.

Diabetes

Ayuda a los diabéticos y previene la Diabetes Tipo 2 a personas que son propensas a sufrirla. Hay numerosos estudios prestigiosos que confirman la efectividad de los champiñones a la hora de tratar los distintos tipos de diabetes que existen. Son altos en fibra, por lo que bajarán tus niveles de glucosa en sangre si tienes ya diabetes del tipo 1. Y si tienes diabetes del tipo 2 (no naciste con ella) los champiñones te ayudarán a incrementar tus niveles de insulina, tu azúcar en sangre, y los lipidos. Simplemente añade una taza diaria de champiñones a tu dieta, cocinalos con crema y añade pimienta si los odias comer “sueltos”, simplemente preparalos como te he dicho, laminándolos y quizás acompañándolos de arroz. Los champiñones te gusten o no, son necesarios para una dieta equilibrada y una vida sana. Y llegar a los niveles de fibra óptimos no es fácil sin acudir a suplementos, por lo que los champiñones son ideales, sobretodo los del tipo Portabella o Shitake tan populares en la cocina oriental y fáciles de encontrar hoy en día en cualquier tienda.