Los Milagros para la salud del Aceite de Lavanda

Existen muchos aceites esenciales, pero ninguno como el extracto de Lavanda. No sólo son unas flores preciosas, vistas sobretodo desde la lejanía dejándote cautivar por su belleza alilada, sino también por sus grandes poderes curativos como hierbas medicinales. Estas famosas plantas lilas pueden ayudarte con un sin fin de problemas de salud que los medicamentos “normales” no son capaces de solventar por ti.

La gente suele tener sus aceites esenciales favoritos, normalmente dictaminados por el olor y el aroma del ingrediente principal. A todo el mundo le gusta el aceite de vainilla, por ejemplo, pero por bien que huela nada tiene que ver con el verdadero poder medicinal que te otorgará la lavanda.  Pero…

¿Qué es la lavanda exactamente?

Esta planta es originaria de las zonas del Mediterráneo, donde ahí crecía siempre de forma natural y en toda su gloria hasta que fue esparcida por el resto del mundo, desde Australia hasta los Estados Unidos, todos querían los beneficios para la salud de la lavanda y sus extractos de aceites.

Su nombre viene del latín y significa -literamente- “lavar”, para nosotros que hablamos español, es algo obvio “Lava-nda”. Y eso es lo que precisamente hará esta planta dentro de nuestro organismo: lavarnos por dentro, hacernos sentir mejor y alejarnos los problemas tóxicos que puedan ocurrir en nuestro interior.

Cómo usar Aceite de Lavanda y Para qué?

La lavanda es uno de los mayores antisépticos naturales que existen sobre la tierra. Usada en su forma de aceite o en formato crema, es ideal para ayudar a nuestra piel a regenerarse y tratarse de abrasiones, cortes, quemaduras, y cualquier tipo de problema externo e interno ocasionado sobre nuestra tez.

Es también un excelente anestésico natural, siendo ideal para lidiar con dolores que provengan de quemaduras o incluso picaduras de insectos, incluidas las dichosas picaduras de abejas.

Además de sus increíbles propiedades anestésicas, la lavanda también es un gran sedativo natural. No existen sedantes naturales que funcionen TAN bien como la lavanda. Haciendo que -por ejemplo- si no puedes dormir, te tomes una infusión de lavanda y te quedes K.O en el acto pudiendo disfrutar de un dulce sueño y diciendo adiós al maldito insomnio.

Además, usar Lavanda te ayudará con:

✔ Dormir mejor

✔ Bajar tus niveles de estrés

✔ Eliminar ansiedad

✔ Dolores de cabeza

✔ Molestias menstruales

✔ Dejar de sangrar

✔ Congestión del pecho

✔ Dolores musculares

✔ Evitar calambres nocturnos y al despertar

✔ Picaduras de insectos

✔ Fatiga

✔ Fiebre

✔ Acné

✔ Quemaduras solares

✔ Picor en la cabeza

Increíble lo de esta planta, verdad?