Los usos medicinales del Orégano

El Orégano va mucho más allá de una simple especia de cocina, es también una hierba medicinal, y una potente plata curativa natural. Viene usándose en diversas medicinas tradicionales desde hace miles de años, hasta hoy en día, que incluso laboratorios farmacéuticos emplean el orégano como ingrediente en populares fármacos. El poder medicinal del orégano es enorme, siendo útil para diversos síntomas y tratar de remediar enfermedades tales como:

1. Cáncer

El orégano es anti-cancerígeno, contiene un fitoquímico denominado Carnosol, que científicos han comprobado lo mucho que ayuda para tratar el cáncer de colon, cáncer de piel, cáncer de próstata y la leucemia. El orégano nos ayudará a frenar la mutación de más células cancerígenas.

2. Anti-Inflamatorio 

Gracias a su contenido de beta-cariofilina -un potente anti-inflamatorio natural-, el orégano es la especia de cocina ideal para reemplazar al famoso fármaco Ibuprofeno.

3. Anti-Bacteriano 

También contiene Carvacol y Timol, dos poderosos fitoquímicos con grandes propiedades anti-microbianas. Si usamos el extracto de aceite esencial de Orégano también seremos capaces de matar a la bacteria MRSA y la Listeria.

4. Incrementa el Sistema Inmunológico 

Su ácido rosmanírico -que a su vez es un antioxidante- nos ayudará a mejorar nuestro sistema inmune para que nuestro organismo esté más alerta ante cualquier tipo de ataque en forma de síntoma, infección, o enfermedad a intentar contagiar. Un sistema inmune incrementado estará atento y será capaz de apaliar cualquier síntoma con facilidad.

5. Infecciones Respiratorias 

El orégano es también eficaz contra las infecciones respiratorias de cualquier tipo, desde catarros hasta la gripe. Una infusión de orégano puede ir muy bien en cuánto notemos que estamos ya “contagiados”, así mejoraremos rápidamente sin necesidad de tomar fármacos de farmacia.

6. ¿Qué más contiene el Orégano?

Pues una completísima lista de todo tipo de beneficios para tu salud, tales como; hierro, fibra, Vitamina E, manganeso, calcio, y hasta Omega-3.

También contiene Vitamina K, ideal para la salud de nuestros huesos y también la coagulación de la sangre.