Mascarilla casera para varices de aloe vera y vinagre de manzana

Varices, ¿cómo deshacerte de ellas? Las varices son dolorosas y antiestéticas, una molestia con la que las mujeres nos hemos acostumbrado a vivir, ya sea por herencia genética o ya sea por los hábitos de nuestro estilo de vida que favorecen su aparición. Hay muchas personas que terminan recurriendo a la cirugía, pero siguiendo unas sencillas pautas vamos a poder eliminarlas de nuestra vida.

¿Cómo hacer una crema casera para eliminar las varices?

¿Cuáles son las venas varicosas? ¿Por qué tienen este tono rojizo en nuestra piel?

Pues bien, de un modo u otro sabemos lo que son, aparecen en las piernas debido a una mala circulación o por una insuficiencia venosa causada por una modificación enzimática de la pared del vaso, donde la sangre no vuelve correctamente al corazón.

Puede ser por genética, pero hay que tener en cuenta que un estilo de vida sedentario y una dieta pobre también ayudan a promover su aparición. La sangre se estanca en la zona de las pantorrillas, que es cuando se produce esa incomoda sensación de hormigueo, calambres, sensación de pesadez en las piernas, etc.

Bueno, pero vamos a ver esto con un poco de objetividad, para intentar paliar su impacto tenemos que tener mucha fuerza de voluntad.

Los milagros no existen, tenemos que tener claro que si tenemos alguna vena muy inflamada, necesitamos en primer lugar un medicamento para prevenir la trombosis y mejorar la circulación. En el caso de que las venas varicosas no sean demasiado exageradas, entonces es muy recomendable que sigas las directrices que ahora te presentamos.

Ingredientes para realizar una crema casera

Esta crema casera es muy sencilla de hacer, lo que es realmente importante es que nos la apliquemos correctamente. Toma nota:

Ingredientes

  • Una zanahoria
  • Aloe vera (la misma cantidad que el jugo de una zanahoria)
  • Vinagre de sidra de manzana

¿Cómo se prepara?

Para hacer esta crema casera, lo primero que vamos a hacer es obtener el jugo de una zanahoria.

Seguidamente añadimos el aloe vera. Para lograr la pulpa de aloe vera, tenemos que retirar cuidadosamente las espinas del tallo de una hoja de aloe, abrimos en sentido transversal y retiramos la pulpa, que es la parte transparente, con la ayuda de una cuchara.

¿Cuál es el siguiente paso? Añadimos el vinagre de sidra de manzana. La cantidad de vinagre tiene que ser la suficiente como para crear una pasta suave con el jugo de zanahoria y el aloe, que quede una crema no demasiado líquida, pero tampoco demasiado gruesa.

Aplica la crema realizando un suave masaje desde los tobillos a las pantorrillas, con la ayuda de las manos. Dejamos actuar la crema una media hora y retiramos con agua tibia.

Puedes aplicar esta crema todos los días al llegar a casa.

Recuerda llevar una dieta sana, variada, equilibrada y realiza un poco de ejercicio físico todos los días. Por ejemplo, camina todos los días entre media hora y una hora.