Mascarillas a base de mandarina para rejuvenecer la piel

Los tratamientos de belleza natural se han convertido en una excelente alternativa para el cuidado de la piel. Con ellos, podemos obtener los nutrientes necesarios para mantener una apariencia juvenil.

Aunque hoy en día existen miles de productos comerciales para este propósito, muchos optan por usar alternativas ecológicas, libre de químicos y con muchos beneficios.

Las máscaras basadas en esta rica fruta, son una de esas opciones que puedes considerar para rejuvenecer tu rostro y reducir los signos del envejecimiento.

Esta fruta rica en vitamina A y C es un aliado de la belleza, que ayuda a reducir manchas y estimula la producción de colágeno.

Y gracias a su riqueza en antioxidantes, reduce el impacto negativo causado por los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro.

Esta vez queremos compartir varias máscaras que te ayudaran a lucir una piel radiante y sin gastar demasiado.

Crema natural para reducir las manchas

La vitamina C que se encuentra en la mandarina es un poderoso agente que blanquea nuestra piel y protege de cualquier tipo de daño a las células. Por supuesto, es mejor aplicarlo por la noche para evitar los efectos adversos.

En este caso prepararemos una crema natural a base de leche, levadura y pan, aumentando sus efectos para obtener mejores resultados.

Ingredientes

  • 1 taza de leche
  • Una cucharada de levadura
  • 1 mandarina
  • 1 rebanada de pan

Extraemos el zumo de la mandarina y lo mezclamos en un bol con la leche caliente.

Añadimos el pan a trozos y luego incorporamos la levadura.

Después de obtener una pasta cremosa, aplicamos sobre el rostro, dejando reposar 20 minutos. Enjuagamos.

Esta crema casera se puede utilizar hasta tres veces por semana.

Mascarilla antienvejecimiento a base de mandarina

La combinación de la mandarina con los higos hace que este sea un tratamiento sencillo que sirve para prevenir las arrugas o las líneas de expresión.

Tiene un efecto de alisado y esta crema natural estimula y elimina las células muertas para facilitar la adecuada oxigenación de la piel.

Ingredientes

  • 3 higos negros
  • 1 mandarina

Preparar un puré con los higos y mezclamos con el zumo de mandarina.

Mezclamos todo muy bien, lavándonos la cara antes de aplicar.

Aplica el producto sobre el rostro, cuello y pecho, dejando actuar por media hora y enjuagamos con agua tibia.

Repetimos la aplicación dos veces por semana.

Mascarilla hidratante de avena y mandarinas

Esta mascarilla hidratante es un gran remedio para aquellas personas que luchan contra la sequedad y otras sensibilidades de la piel.

Esta mascarilla casera tiene una acción exfoliante que reduce la presencia de células muertas y también hidrata en profundidad, gracias al aceite de oliva y miel.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de avena
  • 5 cucharadas de miel de Azahar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 mandarina

Extraemos el zumo de la mandarina y mezclamos con avena, miel y una cucharada de aceite de oliva.

Después de formar una pasta espesa, aplicamos por todo el rostro y cuello, masajeando bien.

Dejamos reposar 10 minutos y enjuagamos.

Esta mascarilla casera se puede utilizar de dos o tres veces por semana.