Mejora tu Salud Alejando Personas Toxicas de tu Vida

¡Tomar distancia de los conflictos mejora la salud física y emocional! No es un mito…

Menos personas conflictivas, es igual a mayor salud. 

Existen personas que agotan, sí esas que tienen la capacidad de extraer la energía y aniquilar la facultad de reaccionar. Son verdaderas destructoras de la salud y la paz interior, enferman la capacidad emocional y distorsionan tanto la sensibilidad como la personalidad.

Puede ser quien menos se espera

Aunque parezca incierto, la realidad es que el transcurrir del tiempo y la convivencia se termina desconociendo a muchos de los que se creían conocer, conllevando a caer en cuenta de que se vivía sometido a sus exigencias, comportamientos, habladurías y en especial a sus tóxicas emociones.

Distanciarse de personas conflictivas

Este tipo de personas no vive ni deja vivir, es por ello que generalmente frenan el desarrollo y crecimiento personal de quienes lo rodean.

¿Conscientes o no?

Muchas veces no está claro si lo hacen adrede o no, pero ciertamente ahogan e intoxican al punto de hacer al resto vulnerable.

Por obvias razones, lo más sano sería poner alejarse físicamente de ellos, pero ¿Qué pasa cuando son familiares o compañeros de trabajo?

Es ahí donde radica la importancia de lograr el distanciamiento emocional, esto quiere decir, armarse de la fuerza suficiente para mantenerse fuera de su capacidad de acción y que sus comportamientos no tengan ningún tipo de influencia.

No es fácil, pero tampoco imposible

La salida está en dejar de dar importancia a lo que esas personas hagan, la atención debe centrarse en sí mismo y en disponer de la vida para alcanzar mayor cantidad de oportunidades de crecimiento y evitar que mermen las fuerzas y  la autoestima.

Alejarse del dolor y acercarse a la felicidad

Poner distancia al miedo y aproximarse a la indiferencia.

No hay razón para agobiarse intentando causar y mantener una buena impresión de las demás persona ni mucho menos pensando que sus intenciones son siempre buenas.

La mejor manera de tratar a alguien con intenciones de perjudicar es no hacerles aprecio, es decir, evitando que disminuyan la autoestima propia e ignorar sus mensajes negativos.

¡Jamás olvidar!

Los ambientes conflictivos y tóxicos tienen una enorme capacidad de contagio para la salud; mientras mayor sea la distancia emocional que se marque con respecto a ellos, mejor será la forma de sentirse.

“La vida no es lo suficientemente larga para malgastarla viviendo angustiado”

La consigna debe ser, amar a quienes tengan buen trato y distanciarse de quienes no lo hacen, sin remordimientos.