Mejora tus Vias Urinarias de Forma Natural

Cómo curar las infecciones urinarias de forma natural

Las vías urinarias pueden verse afectadas en cualquier momento de la vida de una persona, debido a que allí habitan millones de bacterias que al proliferarse, generan fuertes infecciones y dolores, que definitivamente causan malestar.

Su aparición suele estar relacionada con un debilitamiento del sistema inmunológico, así como por relaciones sexuales, malos hábitos de higiene o problemas con el riñón.

Pese a que los hombres también pueden verse afectados, son las mujeres las más propensas a sufrir estas infecciones, puesto que su uretra es de menor tamaño, y esto facilita el tránsito de los gérmenes.

Además de dolor y ardor, también pueden presentarse episodios de fiebre, malestar general, cambios en la orina.

Vale la pena destacar que no es necesario adquirir productos farmacológicos para combatir estos síntomas. Existen remedios naturales que son bastante efectivos, y te los presentamos a continuación.

1.- Té de piña. Cuenta con propiedades diuréticas, que son importantes para la limpieza de las vías urinarias afectadas por las bacterias. El agente activo de esta fruta, la bromelina, tiene un efecto antiinflamatorio y antibacteriano, que hace frente a las dolencias.

2.- Infusión de apio: cuenta con compuestos antiinflamatorios y antioxidantes que, una vez son asimilados, pueden controlar la molestas causadas por estas infecciones, ya que ejercen un efecto diurético y calman la inflamación.

3.- Té de cúrcuma: la curcumina, que es un componente de la cúrcuma, también posee efectos antibióticos y antiinflamatorios.

4.- Ajo con miel. Tal vez no suene tan apetitoso, pero tanto el ajo como la miel de abejas forman parte de la variedad de antibióticos naturales, que pueden combatir infecciones. Ambos trabajan conjuntamente para evitar el crecimiento de las bacterias que afectan las vías urinarias.

5.- Jugo de cebolla. Los compuestos de azufre que están presentes en un jugo natural de cebolla son poderosos antibacterianos, que también le hacen frentes a las bacterias. Además calman la sensación de ardor y dolor, y facilita la eliminación de los líquidos que se encuentran retenidos en los tejidos.