Noches libres de calambres gracias a estos remedios caseros

Muchas personas ven la tranquilidad de sus noches afectadas por la aparición de terribles calambres que contraen los músculos de sus piernas.

Aquí traemos 6 remedios caseros o tratamiento casero para calambres para prevenir su aparición.

  1. Batido de remolacha para evitar los calambres nocturnos.

Su rico contenido en minerales esenciales es bastante conocido dentro del mundo de la salud muscular. Este tratamiento casero para  calambres es consumido incluso por personas que realizan actividades físicas de alto impacto. Al ser diurético y antiinflamatorio ayuda a controlar también los calambres provenientes de la retención de líquidos y problemas con la circulación.

Licua apio, manzana y remolacha en medio vaso de agua y tómalo dos horas antes de dormir.

  1. Infusión de ginkgo biloba.

Actúa como relajante ante los calambres que ya están presentes y los previene con su acción diurética y antiinflamatoria.

Hierve 30 gramos de ginkgo biloba en una taza de agua durante un minuto, cuélalo y espera que la temperatura llegue a un punto consumible antes de ingerir, toma dos tazas diarias.

  1. Miel y vinagre de manzana.

El descontrol del pH de la sangre se traduce en espasmos musculares. Esta bebida es alcalina por lo que puede ser un tratamiento casero para  calambres, ya que lograr un equilibrio en el mismo.

Mezcla una cucharada de miel, una del vinagre y una taza de agua caliente hasta que se fundan y consume una taza antes de dormir o en la mañana mientras sigas en ayuna.

  1. Remedio con leche, miel y limón.

Su efecto relajante disminuye la tensión muscular y favorecen el sueño nocturno.

Calienta un vaso de leche y mézclalo con una cucharada de miel de abejas y una cucharadita de jugo de limón. Toma una taza antes de dormir.

  1. Te de ortiga.

Al ser diurético, limpia los tejidos del cuerpo del líquido que han acumulado, por lo que al ingerirlo los músculos se relajan, baja la inflamación y previene los espasmos.

Cocina durante 5 minutos 20 gramos de hojas de ortiga seca en un litro de agua, al terminar, cuélalo y toma tres vasos al día.

  1. Castaño de indias para dar masajes.

Su uso es muy popular a la hora de mejorar la circulación de las piernas y reducir los molestos calambres que las contraen. Con el aceite que se le extrae se puede dar un buen masaje terapéutico. E cuestión de mezclarlo con aceite de oliva y aplicarlo con masajes circulares, ya sea antes de dormir o al mismo momento de sufrir una contracción.