Poderosa receta sacada de la de más de 3.500 años que trata todo tipo de enfermedades

La Biblia no sólo es un libro religioso para aquellas personas que creen en el cristianismo, sino que también es una enciclopedia de herbaria medicinal y natural; es por ello, que vamos a retroceder un poco para conocer este viejo remedio de la Biblia. Esta receta esta clasificada como medicina antigua.

Los olivos son cultivados desde tiempos antiguos y son utilizados como alimento alrededor del mundo debido a sus propiedades  medicinales. Las hojas de olivo poseen las mayores propiedades curativas con las cuales se pueden curar varias enfermedades, entre ellas la gripe, la hepatitis B, la gonorrea, la meningitis, la tuberculosis, el herpes y muchas otras; además las hojas de olivo también pueden ser utilizadas después de una cirugía para tratar una variedad de infecciones, hongos y/o bacterias; todo ello se debe a las propiedades antibacterianas, antiparasitarias y antifúngicas de la oleuropeína

El olivo también es conocido por su amplia capacidad para tratar otros tipos de dolencias, debido a su componente activo el cual es la oleuropeína; este componente que posee propiedades anti-microbianas y por lo tanto ayuda a combatir infecciones por gérmenes.

El té de las hojas de olivo
Igualmente se puede preparar té de hojas de olivo, el cual es realmente efectivo en la lucha contra el botulismo, las úlceras del estómago, el síndrome de fatiga crónica, la encefalitis, la malaria, la aterosclerosis, la difteria y las infecciones del tracto urinario.

El té hecho a base de hojas de olivo no sólo te ayudará en la lucha contra varios tipos de enfermedades, sino que además te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico y te proporcionará la energía extra que necesitas;  esta infusión debe ser consumida después de la quimioterapia o cuando te sientas estresado y desees relajarte.

Al consumir el té de hojas de olivo estarás optimizando tu sistema inmunológico y en efecto fortalecerás todo tu cuerpo, además de ayudar a combatir las enfermedades y las infecciones de una manera más sencilla y efectiva. A continuación te explicamos como puedes preparar esta vieja receta con hojas de olivo, y la manera en que debes consumirla.

Ingredientes:

  • De 15 a 20 hojas de olivo secas.
  • 2 o 3decilitros o 10,14onzas de agua hirviendo.

Puedes recoger las hojas durante la primavera, dejarlas secar al aire, y cuando estén totalmente secas, colócalas en un frasco de vidrio para luego guárdalas en un lugar fresco y oscuro.

Preparación y uso:
Coloca el agua a hervir y agrega las hojas de olivo, deja que hierva por aproximadamente 10 minutos; luego saca las hojas y deja que el té se enfríe a temperatura ambiente por unos 15 minutos. Si lo deseas puedes añadir un poco de miel natural pura o limón a tu té. Este té es una excelente receta, la cual te ayudará y beneficiará tu salud en general, la infusión debe ser consumida varias veces a la semana de manera constante  para comenzar a sentir sus beneficios.