Conoce las increíbles propiedades medicinales de la cebolla

La cebolla es el vivo ejemplo de que la medicina naturista tiene de todo para ofrecernos. Principalmente es el componente de varios remedios naturales que sirven como tratamientos a muchas enfermedades.

Gracias a las propiedades medicinales de la cebolla, hoy en día existe multitud de remedios y recetas que permiten utilizarla de diferentes formas. Como por ejemplo en forma de brebaje, infusión, cataplasma o como una hortaliza asada rica en vitaminas.

A continuación, hablaremos de todas las propiedades medicinales de la cebolla. Y además te mencionaremos algunas maneras de utilizarla para aprovechar sus bondades.

Protectora del sistema cardiovascular

Actúa como un alimento protector del corazón. Y esto es gracias a la capacidad para evitar y disolver los coágulos en la sangre, logrando además reducir la hipertensión, disminuir los niveles de colesterol y mejorar el flujo sanguíneo.

Las propiedades y beneficios cardiovasculares se lo deben a la presencia de enzimas y sulfuros en forma de sustancias químicas como la alicina. La cual ha demostrado tener propiedades antitrombóticas, antibióticas y antioxidantes, además de prevenir eficazmente la hipertensión y demás enfermedades cardiovasculares.

Lo que recomiendan algunos médicos y especialistas de la medicina naturista es aprovechar sus nutrientes macerando 300 gramos de cebolla picada en 1 litro de agua. Y tomar al menos 3 vasos al día.

Acción diurética y depurativa

Propiedades medicinales de la cebolla

Otra de las propiedades medicinales de la cebolla, es que funciona como un diurético natural y suave. Esto es posibles gracias a que contiene altos niveles de componente que promueven la eliminación de agua y electrolitos del organismo. Entre estos activos destacan el potasio, el ácido cafeico, algunos aceites esenciales y algunas sustancias flavonoides.

Al funcionar como un diurético natural, esta mejora el funcionamiento de los riñones y previene enfermedades como el reumatismo o la insuficiencia renal.

Propiedades digestivas

Con acciones depurativas, la cebolla es capaz de eliminar toxinas y favorecer al buen funcionamiento del sistema digestivo.

Gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, actúa como un remedio natural para prevenir parásitos intestinales, reducir la inflamación renal y combatir el estreñimiento.

Estas propiedades medicinales de la cebolla únicamente son aprovechadas si se consume la hortaliza cruda.

Aumenta las defensas

Gracias a su alto contenido en compuestos azufrados. El consumo de la cebolla estimula la producción de los glóbulos rojos y blancos en la sangre. Además, los compuestos azufrados como el disulfuro de alilpropilo, le otorga propiedades bactericidas y antivirales. Estas ultimas hacen a nuestro organismo capaz de combatir virus y bacterias con mayor eficiencia.

Expectorante natural

Lo que la hace un  remedio para curar afecciones respiratorias, como la bronquitis, la gripe y las congestiones nasales. Especialmente es la presencia de vitamina A, vitamina C y aceites esenciales. Fundamentales para aliviar los problemas respiratorios. En particular, ya que le otorgan propiedades antiinflamatorias, mucolíticas y antitusivas (capaz de aliviar la tos seca).

Para este tipo de tratamientos, se recomienda consumir la cebolla en infusiones, en sopa o en una preparación de jarabe de cebolla con miel.

Efectiva para tratamientos de la piel

Por sus altos contenidos en nutrientes que estimula la producción de colágeno en el organismo. Y sus propiedades antisépticas y antibacterianas que ayudan en el tratamiento de enfermedades infecciosas como el acné o las urticarias.

Para estos tratamientos, se recomienda aplicarla sobre la piel en forma de extracto o como cataplasma aplicado en las zonas afectadas.

Otras propiedades medicinales de la cebolla

Además de las bondades antes mencionadas. La cebolla es una hortaliza que ayuda a prevenir y combatir enfermedades como lo puede ser una gripe. También es capaz de hacerle frente a patologías de alto rango como el cáncer y la diabetes.

Actualmente, se reconoce que los componentes activos de la cebolla son capaces de ayudar al organismo a combatir las siguientes enfermedades.

  • Cáncer. Gracias a sus propiedades antitumorales, otorgadas por sus compuestos azufrados, los flavonoides y el ácido gálico. Se ha comprobado que el consumo de la cebolla ayuda con la eliminación de células cancerosas, como también a evitar su aparición.
  • Ya que es capaz de fortalecer la estructura ósea.
  • Capaz de disminuir los niveles de azúcar en la sangre gracias a un compuesto llamado glucoquinina.

Es increíble la cantidad de propiedades medicinales de la cebolla. Y con miedo a habernos quedado cortos, te animamos a que la hagas parte de tu alimentación diaria y puedas gozar de todos sus beneficios.