PRUEBA ESTOS TRUCOS DE EMERGENCIA Y DESCONGESTIONA TU NARIZ EN SEGUNDOS

Trucos maravillosos y recetas caseras para descongestionar la nariz

Existen muchas recetas de remedios naturales que puedes realizar en la comodidad de tu casa para liberarte de la incomoda experiencia de la congestión nasal. Aquí te presentamos varias opciones que puedes preparar y utilizar si lo crees necesario.

Té de hierbas
El té de hierbas cuenta con varios ingredientes tales como los clavos de canela, miel, jengibre, cúrcuma, limón y pimienta de cayena, todos estos ingredientes contienen sus propias propiedades benéficas que juegan un importante papel cuando se trata de aliviar una nariz congestionada.

Para prepararlo solo debes hervir los ingredientes mencionados arriba en un poco de agua. La cantidad de ingredientes necesarios serían 1 palito de canela, el jugo de medio limón, media cucharada de cúrcuma, 1/4 pulgada de un poco de jengibre fresco y un poco de pimienta todo ello en al menos 3 vasos de agua. Una vez que este preparado le agregas la miel según lo prefieras y ya, puedes beber tu té de hierbas, te recomendamos tomar el té 3 veces diarias.

El vapor
El vapor resulta ser el tratamiento más fácil y económico que podrás encontrar si buscas algunos que te ayuden a descongestionar tu nariz; el vapor, sirve para abrir el conducto nasal y a la vez te ayudará a lubricar todo el tracto respiratorio. Para utilizar el vapor solo debes seguir las siguientes indicaciones:

Llena una olla con un poco de agua del grifo y luego ponla a hervir; cuando notes que comienza a hervir apaga el fuego y busca un trozo grande de tela o una toalla, después te sientas en un sitio en el cual puedas inclinarte sobre la olla, tapa tu cabeza y empieza a inhalar el vapor que sale de la olla. Puedes tomar algún descanso si sientes que no puedes soportar la temperatura, es necesario realizar este proceso con el vapor al menos 2 veces diarias.

Riego nasal
El riego nasal es un método muy eficaz para descongestionar la nariz, solo debes mezclar un poco de sal en agua con el fin de eliminar los irritantes que se encuentran en el interior del conducto nasal. Para hacerlo solo sigue estas indicaciones:

Pon a hervir aproximadamente 8 onzas de agua, cuando veas que ya se encuentra hirviendo añádele 3 cucharas de té de sal. Luego déjala que se enfrié y lo echas en una olla o una jeringa, debes mantener uno de los orificios de la nariz hacia abajo para que salga la solución de agua salina y en la otra fosa nasal debes echar la solución con ayuda de la jeringa, recuerda dejar que el agua se drene por sí  misma y luego repite el proceso en la otra fosa nasal.

Agua tibia
Ponte un paño húmedo y caliente sobre el rostro por algunos minutos para calmar la congestión nasal. Igualmente si estas tomando un baño, puedes abrir el grifo de agua caliente por varios minutos o hasta que se desarrollen suficientes vapores después tendrás que inhalarlos.