Quieres adelgazar? Prueba la dieta Omega-3

Casi todos queremos adelgazar, nos sobren 40 kilos o 40 gramos, siempre queremos vernos bien. Pero es tan difícil en ocasiones… Probemos lo que probemos, cuesta horrores perder esos kilos que buscamos eliminar de nosotros. Existen miles de dietas, unas más milagrosas que unas y otras más peligrosas que otras. Desde Ecoremedios no te queremos nunca recomendar locuras, ni dietas de las que sólo son una gran campaña de marketing, y poca realidad. Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para el cuerpo, los habrás oído mencionar ya bastantes veces a estas alturas. Probar una dieta Omega-3 no solo no traerá ningún problema a tu salud, sino todo lo contrario, siendo extremadamente útil -adelgaces o no- para nutrir a tu organismo de estos esenciales ácidos grasos saludables.

Tomar al día un gramo extra -hasta tres- de Omega-3 te facilitará mucho tu proceso de adelgazamiento. Puede que pierdas más peso con dietas super estrictas como la cetogénica, pero la dieta omega-3 en realidad no es tanto una dieta para perder peso a lo loco, sino una de perder peso poco a poco, mientras vas ganando en salud muy rápido, todo debido a los Omega-3 que ahora estarías comiendo, y antes, no comías nunca.

Según el doctorado Mario Kratz, del prestigioso centro de estudios del cáncer Fred Hutchinson, tomar más Omega-3 no debería afectar a tu organismo directamente como señal de “ponte a adelgazar ya!” (como si hace la cetósis, por ejemplo, dando la orden a nuestro cuerpo). Mantener una dieta rica en Omega-3 te hará perder peso despacio, de forma saludable, mientras vas ganando todos los demás beneficios para el organismo, procedentes de los ácidos omega que irás ingiriendo. Cosas tan importantes como la salud cardiovascular. Una dieta alta en Omega-3 (alta más de la media, que es bastante baja) hará que tu corazón viva con muchas más fuerzas de latir de forma sana. Te ayudará a evitar infartos de corazón, y a vivir una vida sin miedo de acabar sufriendo alguna terrible enfermedad. Asegura tu cuerpo sabiendo que consumes alimentos ricos en Omega-3 tales como el Salmón y el Aguacate.

Es también esencial en la dieta de diabéticos, puesto que el Omega-3 es capaz de ayudar a la sensibilidad de nuestro cuerpo respecto a la glucosa, reduciendo así nuestra resistencia a la insulina. Es ideal a la par para tratar síntomas de artritis, así como evitar la propia enfermedad y similares relacionadas con la inflamación de nuestro cuerpo, e hinchazón. Lo que sí puede hacer de forma directa el Omega-3 a nuestro cuerpo en cuanto a adelgazar, es darle la orden de que  nuestro hígado libere más de sus grasas acumuladas.

Así que ya estás tardando en añadir más Omega-3 a tu dieta del día a día. Antes que la carne, elige salmón. Hoy en día puedes comprarlo hasta congelado por relativamente poco dinero, y es el Rey de los Pescados por su gran nivel de Omega-3 en comparación con otros. También puedes tomarlo ahumado, lo encontrarás en cualquier supermercado medianamente grande, o popular. Otras maneras de consumir Omega-3 es mediante los frutos secos, tales como las nueces. Pero, hay que tener cuidado, porque si perder peso es nuestra intención, estos snacks saludables pueden acabar siendo adictivos, y resultar en no ser tan sanos debido a nuestro abuso incontrolable.