¿Quieres aprovechar al máximo las propiedades del limón?

El limón es una fruta cítrica que sirvió durante miles de años como un remedio para prevenir y tratar diversas enfermedades.

Su alta concentración en nutrientes esenciales, le hacen ser una de las frutas más saludables del mundo, además, tiene un sabor ácido que combina muy bien en la preparación de cientos de recetas.

La piel del limón contiene entre cinco y diez veces más propiedades que su zumo. Gracias a ello, su inclusión en la dieta apoya la eliminación de toxinas del cuerpo y podría tener un efecto anticancerígeno importante.

Hay varias formas de aprovechar el limón completo sin que tengamos que tirar la piel. Esta puede ser utilizada en la preparación de refrescos, infusiones y batidos.

Técnica del limón congelado

Esta técnica es muy importante ya que está demostrado que el limón contribuye con importantes compuestos saludables para nuestro cuerpo, incluyendo una potente acción contra las células malignas que causan el cáncer.

Ingredientes

  • 3 cucharadas Vinagre de manzana
  • 1 taza de agua
  • 1 limón

Diluimos el vinagre de sidra de manzana en una taza de agua, mientras que lavamos bien el limón.

Introducimos  el limón en el congelador.

Una vez que un limón esté totalmente congelado, lo sacamos de la nevera y utilizamos un rallador para obtener la corteza y la pulpa bien rallada.

La cáscara rallada y la pulpa del limón tienen un sabor muy particular que puede ir muy bien con distintos platos e ingredientes.

Por otro lado, también puede ser muy útil para el hogar y belleza. Algunas ideas:

  • Exfoliante natural.
  • Crema hidratante.
  • Tónicos y astringentes.

¿Cuáles son los beneficios para la salud?

Si aprovechamos el limón con su cáscara y todo, estaremos brindando a nuestro organismo una fuente de nutrientes, mejorando su estado general.

En la cáscara hay una alta concentración de fibra, más o menos 10,6 gramos por 100, así como potasio, magnesio, calcio, ácido fólico y betacaroteno.

Dado su aporte de vitamina C, la ingesta regular de limón puede ser beneficiosa para la prevención y tratamiento de enfermedades inflamatorias tales como problemas reumatoides de la artritis, osteoartritis y hueso.

Mejora la respuesta inmune del cuerpo, manteniendo a raya los patógenos que causan las infecciones.

También contiene bioflavonoides, antioxidantes de gran alcance que pueden reducir los niveles de estrés oxidativo en el cuerpo para reducir el daño celular y eliminar sustancias carcinógenas.

El limón contiene alrededor de 22 compuestos con propiedades anticancerígenas, como:

  • La limonina.
  • La pectina de fruta cítrica.
  • Glucósidos de flavonoles.
  • Vitamina C.
  • Q40 compuesto.

Debido a su poder desintoxicante y diurético, ayuda a limpiar la sangre para mejorar el flujo sanguíneo, reduciendo el riesgo de desarrollar problemas del corazón.

Aunque el sabor de la piel del limón es un poco más amargo que el zumo, este es perfecto para dar un toque especial a muchas preparaciones.