Reducir la Presión Alta de la Sangre (Y Otros Muchos Problemas!) con Este Remedio Medicinal Hindú

Esto es un Poderoso Remedio Santo Sacro de la Ayurveda Hindú, un antiguo sistema de medicina tradicional india. Usado por monjes y budistas, estamos ante una eficaz manera natural de lograr bajar la presión sanguínea, favoreciendo la salud de nuestro corazón, garantizando así de paso una vida sana por mucho más tiempo, sin necesidad de tener que acudir a hospitales porque estemos perfectamente.

Esta receta de medicina tradicional del lejano oriente, que además es fácil de hacer, no sólo te servirá para reducir la presión de la sangre, sino que también funcionará como tratamiento hacia otros problemas como pueden ser el dolor de garganta, la indigestión, los problemas e infecciones en el tracto respiratorio, y también problemas de nervios. Activa a su vez el sistema inmunológico, logrando que nuestro cuerpo se mantenga más alerta ante cualquier posible ataque en forma de intento de infección, que puede ir desde un simple constipado, hasta contagiar de cáncer una de nuestras células sanas.

Para evitarlo, aquí tienes uno de los mejores remedios tradicionales de la India:

REMEDIO HINDÚ PARA LA PRESIÓN ALTA DE LA SANGRE, EL DOLOR DE GARGANTA, INDIGESTIÓN, PROBLEMAS RESPIRATORIOS Y DE NERVIOS


 

Ingredientes:

  • Un trozo pequeño de jengibre (la punta)
  • Una cucharada de miel natural ecológica y orgánica (de calidad)
  • 1 cucharada del zumo recién exprimido de un limón orgánico (bio)
  • 250 miligramos de agua mineral

Procedimiento:

  1. Pelar y picar el jengibre.
  2. En un recipiente combinar el agua y el jengibre, llevando hasta la ebullición a fuego lento.
  3. Dejar reposar la mezcla hasta que se enfríe.
  4. Colar el líquido resultante y después de refrigerar… ¡¡Beber!!

Se recomienda beber 3 vasos al día para prevenir. Y 5 vasos al día si ya se tiene alta presión sanguínea y se requiere bajar cuanto antes la misma. De todas formas las cantidades son mínimas, y si tomas 2 litros al día de agua con jengibre nada malo te pasará. Todo lo contrario. Pero lo mínimo son 3 vasos al día para notar beneficios. A cualquiera hora, tanto en ayunas (buena idea), como durante comidas o antes de acostar.