¡INFALIBLE! Remedios naturales para el dolor de garganta

Los primeros síntomas que se presentan indicando que estamos sufriendo de un dolor de garganta, son irritación, carraspera y ardor. Por suerte existen remedios naturales para el dolor de garganta que se encargan de aliviar bastante estos malestares. Sin embargo debes entender que el dolor de garganta se produce por muchas causas. Como afecciones virales o infecciosas, así como malos hábitos rutinarios.

Aprende a reconocer las causas del dolor de garganta

Siempre es importante que aprendas a reconocer las enfermedades o afecciones que causan el dolor de garganta. Ya que son la raíz del problema. Y para aliviarlas estas pueden requerir de un tratamiento más especifico, en vez de unos remedios naturales para el dolor de garganta. Así que presta atención a esto. Una manera sencilla de identificarlas es a través de los síntomas que presenta cada una.

Muchas de las causas se deben a la atracción de virus en el ambiente, como la mononucleosis, un resfrío o la gripe. Así como las bacterias que causan infecciones graves, como la faringitis por estreptococo.

O simplemente agentes externos producto de malos hábitos. Como el tabaquismo, inhalar el oxigeno contaminado del ambiente como polvo, polen o moho. Y de hecho dormir respirando aire frío por la boca en las noches.

La amigdalitis

Las amígdalas se ubican en la faringe, en la parte trasera de la boca de cada lado de la garganta. Cuya función principal es generar anticuerpos que permitan combatir los virus y bacterias introducidas por la boca o la nariz. Cuando falla este proceso se produce la inflamación de las amígdalas, dolores de cabeza, aparición de manchas amarillas o blancas en las mismas. Y por ende dolor de garganta.

El tratamiento puede se muy variado. Optando en algunos casos, por la extirpación de las amígdalas, para evitar la repetitiva aparición de la afección. Si la amigdalitis fue causada por una bacteria, el tratamiento aplicar, recetado por un especialista, está basado en antibióticos.

Pero si se trata de un virus, entonces solo se deja que esta siga su curso hasta que el virus muera. Por lo general en este último caso, los síntomas suelen disminuir al cabo de una semana.

La faringitis por estreptococo

Los síntomas que se presentan en este caso son muy parecidos a la amigdalitis. Con la diferencia que esta es originada por una bacteria llamada “estreptococo”. Y que si no se detecta o se trata a tiempo, puede afectar a los riñones provocando mucha inflamación y por consiguiente fiebre reumática.

Cuyos síntomas producen inflamación, dolores de garganta y dolencias en las articulaciones, así como un sarpullido que estimula el picor. El tratamiento generalmente recetado viene siendo el mismo que el de la amigdalitis. Tratando con antibióticos el origen de la bacteria.

La mononucleosis

Esta enfermedad a diferencia de las demás, es ocasionada por un virus, denominado “Epstein Barr”. Esta se puede transmitir por medio de la saliva, al compartir alguna bebida o un beso. Y sus síntomas más frecuentes son cansancio, fiebres altas, inflamación en las glándulas.

Como todo tratamiento indicado para enfermedades causadas por virus, lo más recomendable es guardar mucho reposo y tomar mucha agua. Además de tomar algún analgésico.

Remedios naturales para el dolor de garganta para hacer gárgaras

Entre los remedios naturales para el dolor de garganta destacan los líquidos para hacer gárgaras. Los cuales consisten sencillamente en mezclar en un vaso con agua potable algún tipo ingrediente que funciones como fungicida y antiinflamatorio. Como por ejemplo la sal. O si lo prefieres usa mejor miel, para disfrutar hasta de un sabor más placentero.

Remedios naturales a base de infusiones

Las infusiones siempre serán los remedios naturales para el dolor de garganta más  económicos y placenteros. La idea de tomar estas infusiones es generar una sensación de tranquilidad en la garganta. Desinflamando un poco y aliviando la zona afectada. Para realizar estas infusiones, solo se debe poner a hervir un poco de agua con algún aceite esencial.

Te recomendamos agregar algunas gotas de aceite o tintura de lavanda o menta. Mezclado con un poco de miel para endulzar y limón.

Recomendaciones adicionales

Para finalizar queremos dejarte algunos consejos. Cuya intención, más que ayudarte a curar este malestar, es que evites por completo sufrir del dolor de garganta. Basta con el simple habito de lavar tus manos diariamente. Cuando llegas a tu casa después de pasar todo un día en la calle o antes de ponerte a cocinar y sentarte a comer. Tapar tu boca con un pañuelo o las manos limpias cuando estornudas o toses.

Toma suficiente agua en el día, el agua siempre es un excelente depurador del organismo. Y mantiene inmune al tracto respiratorio ante las bacterias y virus acumulados. Además de hidratar lo suficiente a los órganos como las amígdalas, para que puedan cumplir con su correcto funcionamiento.