Remedios para el Dolor de Cabeza y la Migraña

Tener migrañas es una experiencia horrible, es odioso sentir que la cabeza parece que te va a estallar en cualquier momento, o que está tan caliente que podrías a un lado de ella colocar una pizza congelada y esta se acabaría cocinando más rápido que en el horno de tu cocina. Te dan ganas de arrancarte esa parte de la cabeza con tal de simplemente hacer que el dolor pare. Muchos medicamentos no funcionan, o si lo hacen, lo harán a las horas, mientras tú aún tendrás que estar soportando la super desagradable sensación de la migraña en tu sien, encima de tus ojos, o por donde la suelas sentir (cada persona es un mundo)

Lo mejor es remediar antes que curar, ¿pero cómo remediamos unas migrañas antes de que estas ocurran? Tampoco es tan difícil, tiene todo su explicación científica comprobada. Primero ¿por qué ocurren las migrañas? Bueno, las causas pueden ser variadas, desde temas tan graves a que tienes un tumor cerebral, o a las más simples y comunes: deficiencia de Vitamina B en tu cuerpo. Así que ya sabes, mucha vitamina.

También es importante tener suficiente Vitamina B12 y ácido fólico, así remitirá -y mucho- la constancia en la que sufres migrañas de cabeza. Eso es justo lo que pasó en un último estudio de 52 personas que sufrían migrañas, y a las que se le dio un suplemento vitaminico de dichas vitaminas. ¿Qué ocurrió? Al grupo que se le dio la Vitamina B la migraña cedió a la mitad. Mientras los que recibieron sólo el placebo, no notaron cambio alguno. Confirmado que tomar más Vitamina B y B12 + ácido fólico ayuda como remedios de migraña.

Un 15% de la población mundial sufre de este terrible y super molesto problema de salud. Que aunque no grave por sus consecuencias, sí que es grave como el que más por la sensibilidad del dolor causado, y lo fuerte que ataca a las personas, haciéndoles imposible disfrutar de su día a día, o rendir adecuadamente en su trabajo. Para todas estas personas, es de vital importancia que incrementen su ingesta de Vitamina B, B12 y ácido fólico, añadiéndolas a su dieta, sea como un suplemento vitamínico, o de mediante estos alimentos naturales ricos en dichas vitaminas:

Verduras (especialmente guisantes)
Fruta fresca o “seca”
Huevos
Brócoli
Espinacas
Espárragos
Hígado
Pollo
Patatas
Cacahuates
Algunos cereales fortificados para el desayuno
Leche
Pescado
Arroz