Rutinas de ejercicios para principiantes

 Si bien es cierto y conocido que el ejercicio regular hace maravillas en el cuerpo y el alma, también es cierto que no se trata del hábito más fácil de inculcar en las personas y en sus rutinas diarias.

De hecho, la mayoría de las personas empieza y para, sólo para comenzar de nuevo y, en el fondo, no hay nada malo en ello, ¡lo importante es empezar de nuevo! Estos 2 pasos simples le ayudarán a comenzar y mantener en el tiempo, una rutina de ejercicios.

Los principales obstáculos

¿Por qué la mayoría de la gente tiene dificultades para hacer deportes o ejercicios regularmente? De hecho, hay numerosas razones, pero éstas parecen ser las principales:

  • Muy difícil. Por lo general, la gente empieza con un montón de ambiciones y toneladas de entusiasmo, es decir, con los objetivos principales: “Voy al gimnasio todos los días durante una hora”, O “Voy a correr durante 30 minutos cada mañana.” ¿Y cuál es el problema con este escenario? Es muy difícil de cumplir a largo plazo. Es decir, hasta que pueda mantener este ritmo durante los primeros días, pero pronto estará cansado, sin energía y sin deseo de mantener el objetivo de que inicialmente era tan atractivo.
  • Demasiados objetivos. La mayoría de las veces que queremos hacer mucho (o demasiado) de una sola vez. Queremos correr, levantar pesas, comer de forma saludable, eliminar los dulces y los refrescos de nuestra dieta. Hay muchos objetivos al mismo tiempo y serán difíciles de centrarse en la parte del ejercicio (y la forma en la que lo convierte en un hábito) Usted está tratando de lograr varios objetivos simultáneamente. Por otro lado, podemos empezar con un solo propósito y después pasar a otro (por ejemplo, dejar de aplazar las cosas o no dejar siempre las cosas para mañana lo que puedes hacer perfectamente hoy) ya que terminaremos perdiendo la concentración con respecto el objetivo inicial.
  • La falta de motivación. No hay una falta de disciplina, pero si hay falta de motivación. Y la falta de motivación puede ser combatida de varias maneras: mantener un diario de logros y el progreso; invitar a un amigo o miembro de la familia para unirse a su nuevo hábito; recompensarse con pequeñas “premios” cada vez que logre una meta; contratar a un entrenador personal; pensar positivamente… ¡seguramente puede agregar algunos consejos más a esta lista! ¡Como fuente de inspiración!

Los 2 pasos

Entonces, ¿cómo resolver estos problemas? ¡En pocas palabras! le presentamos los 2 pasos sencillos para inculcar y mantener una rutina de ejercicios en su vida. Además, debe saber que puede utilizar estos 2 pasos para iniciar cualquier nuevo hábito (opción saludable)

  1. Establecer un objetivo simple, concreto y medible.Hay varios consejos claves para poder establecer este objetivo fundamental: 
      • Escribir – ¡poner este objeto negro en blanco y ostentarlo! Si no lo escribes, y solo lo pasas por un simple papel, no es importante.
      • Fácil – no establezca una meta difícil, sino más bien una que sea súper, súper fácil ¿Qué hay de cinco minutos de ejercicio al día? ¡Puedes hacerlo con una pierna en la espalda! Después de un mes, pasar a 10 minutos; el mes siguiente a “aumentar la dosis” durante 15 minutos al día ¿Lo tienes? Para empezar, tiene que ser muy fácil, para que pueda construir su hábito poco a poco y bien.
      • Específica – Ser específico quiere decir: ¿qué vas a hacer, cuándo, dónde, cómo y en qué momento? No se limite a decir “voy a caminar” o “Voy a entrenar.” Seleccionar un tiempo y lugar. Hacer de este un compromiso que no se puede faltar!
      • Reforzador – es importante tener un “refuerzo”, un gesto que precederá a su hábito. Por ejemplo, tal vez se cepilla los dientes después de la ducha, lo que significa que el baño es el “refuerzo” para lavar los dientes y, por lo tanto, nunca se olvida de hacerlo. Ahora piense en lo que puede hacer antes del ejercicio físico y puede funcionar como el “reforzador” para su nuevo hábito: ¿será que es malo apagar la alarma? ¿poco después de tomar café? ¿Apenas llegar a casa al final del día y cambia de ropa? ¿Al salir de la oficina a la hora del almuerzo? Es muy importante al elegir un “reforzador” que se haga todos los días.
      • Medible – ¡significa exactamente eso, que se puede medir! Por ejemplo: correr por 10 minutos hacer una caminata de media hora, andar en bicicleta por 20 minutos o hacer 50 abdominales. Por lo tanto, además de tener un objetivo claro, usted sabrá a ciencia cierta si logro o no.
      • Un objetivo– manténgase fiel a este objetivo durante al menos un mes o dos… ¡si puedes! La idea no es la de introducir un segundo objetivo durante los primeros 30 días, si no, las probabilidades de echa todo a perder son altas.                        
  1. Mantenga un diario.Este hábito es fundamental y la clave de su éxito. Desde el momento en que empiezan a tener sus registros de progreso, será, por sí mismo, una gran motivador para continuar haciendo más y mejor. Sin embargo, registre todo mal finalice sus ejercicios o antes de bañarse… no se demore mucho para registrar las cosas, o empiece con el típico para mañana ago. Para ayudarlo, mantenga un registro simple y fácil: fecha, hora y lo que hizo. ¿Qué mejor?