SENCILLOS TIPS QUE HARÁN QUE TU DOLOR DE GARGANTA DESAPAREZCA RÁPIDAMENTE

El dolor de garganta es causado algunas veces por refriados u otros virus. Puede ser algo muy doloroso e inquietante, que solo desaparece al cabo de varios días.

Un dolor de garganta puede ser de naturaleza viral o ser causado por el refriado común.

El tipo de infección más común puede ser la laringitis  o la infección de laringe; la mononucleosis, que es una inflamación viral que causa el dolor de garganta persistente; y otras infecciones como la herpangina, la gripe y las paperas.

Un dolor de garganta también puede ser causado por bacterias. Estas causas incluyen la faringitis estreptocócica, la amigdalitis o la inflamación de las amígdalas, adenoiditis o la inflamación de la epiglotis.

En esos casos raros la causa puede ser causada por la infección por transmisión sexual, tales como la gonorrea y la clamidia.

Hay una serie de remedios caseros que se pueden hacer para aliviar el dolor de garganta.

De acuerdo con la línea de remedios hechos para la salud en la antigüedad, la raíz de regaliz, se utilizaba para aliviar el dolor de garganta.

Esto también se evidencia por un estudio publicado en la Revista de la Sociedad Internacional de Investigación de Anestesia.

Los resultados revelaron que la raíz de regaliz ayudo a calmar el dolor en la garganta en pacientes y reducir la tos después de un procedimiento quirúrgico.

La miel también puede aliviar  el dolor de garganta. Se puede combinar con té.

De acuerdo a un estudio, que involucró a 139 niños con diagnóstico de infección del tracto respiratorio superior, se descubrió que la miel era muy eficaz en la reducción de la tos.

El agua salada para hacer gárgaras es una de las intervenciones más comunes que se utilizan para el dolor de garganta.

Tienes que hacer gárgaras con agua tibia salada varias veces al día, esto disminuirá el dolor de garganta y disminuirá el moco.

Los médicos sugieren que por cada tasa de agua se agregue una cucharada de sal. Si deseas puedes agregar miel para quitar el sabor desagradable de la sal.

El beber agua ayuda a aliviar el dolor de garganta, permitirá mantener la garganta hidratada manteniendo la membrana de las mucosas húmedas y ayudará a combatir las bacterias y las irritaciones.

También se sugiere el caldo de pollo y jugo de frutas.

Los fármacos también pueden mejorar el dolor de garganta, pero el uso excesivo de antibióticos puede producir reacciones alérgicas, erupciones cutáneas, náuseas, vómitos, diarrea, etc.

Agentes antibacterianos pueden matar las bacterias normales en el sistema y promover el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos.

Por eso te recomendamos que no te auto-mediques con antibióticos.

Un dolor de garganta no debe tomarse a la ligera, ya que podría a conducir a enfermedades graves.

Por otro lado si el dolor de garganta continua, después de utilizar estos remedios caseros, te aconsejamos consultar con un médico.