SORPRENDENTE” La sal puede tratar muchos problemas de salud y del hogar

A continuación te diremos varios usos increíbles que le podrás dar al ingrediente más común de la cocina. La sal ha sido utilizada desde hace cientos de años para limpiar los hogares; ya que no posee propiedades tóxicas.

Mantén las hormigas fuera de los gabinetes
Ninguna persona desea ver hormigas en sus gabinetes o deposito de alimentos; sin embargo, algunas veces sucede, para esto la solución perfecta es la sal; sólo deberás poner un poco de sal en los umbrales de las ventanas, gabinetes o cualquier otra superficie donde  hayan atacado. La sal bajará los niveles de humedad que haya en tu hogar y alejará a las hormigas.

Pule la plata, el latón y el cobre
Con el paso del tiempo los metales se van desvaneciendo, si tienes algunos ornamentos hechos de plata, cobre o latón, es natural que quieras mantenerlos brillantes; para lograrlo la sal es la solución más sencilla y no corrosiva. Sólo debes preparar una pasta mezclando un poco de sal con vinagre y frotarla en los objetos que desees hacer brillar, luego debes enjuagarlos.

Limpia las ventanas del coche y de la casa
Si quieres limpiar tus ventanas y deshacerte de esas manchas difíciles, sólo tienes que mezclar algunas cucharadas de sal con 1 galón de agua tibia, esta mezcla las hará lucir como nuevas, además el efecto durará.

Limpia las cañerías del fregadero
Para limpiar las cañerías tapadas, sólo debes mezclar un poco de sal con agua caliente, y después verter la mezcla en el fregadero; la sal disolverá la acumulación de grasa que provoca que las cañerías se obstruyan y además desodorizará el fregadero.

Rejuvenece tu piel de forma natural
Mezcla un poco de sal con aceite de lavanda para preparar un baño increíble; al combinar ambos ingredientes y frotarlos sobre el cuerpo, podrás eliminar la suciedad debido al aceite de lavanda, y exfoliar tu piel con la sal, lo que ayudará a que tu piel tenga un aspecto juvenil una vez que se eliminen las células muertas.

Blanquea y cuida tus dientes
Al mezclar sal con bicarbonato de sodio se crea una pasta que te ayudará a blanquear tus dientes, además esta mezcla te ayuda a cuidar y mantener tus dientes limpios.

Remedios para los dientes
La sal es un excelente enjuague bucal, que ofrece grandes beneficios y además posee efectos laxantes; es por ello que la próxima vez que tengas un dolor de muelas o algunas llagas en la boca, sólo tienes que disolver un poco de sal en un vaso de agua tibia y hacer varias gárgaras con el líquido en la boca; después de unos pocos días te sorprenderás al notar los resultados.

Ropa seca durante el invierno
Puedes evitar que tu ropa se encoja durante las lavadas si utilizas sal en el lavado final; esta técnica es bastante útil especialmente si mantienes tu ropa afuera en sol para que se seque. Además, de esta manera podrás mantener tu ropa suave y sin manchas.