Top maneras de mejorar y mantener la salud de los huesos!

Al igual que el músculo, el hueso es un tejido lleno de vida, que reacciona cuando lo ejercitamos, haciendo que se fortalezca.
Las mujeres y los hombres jóvenes que trabajan su cuerpo, por lo general logran tener una masa ósea más fortalecida que los que no practican deporte alguno. La gran mayoría, mantenemos una masa ósea fortalecida hasta la mitad de la tercera década de la vida. Pasados los 40 normalmente los huesos empiezan a tener un desgaste notable. Las mujeres mayores de veinte años pueden ayudar a prevenir el desgaste de los huesos haciendo ejercicio de manera regular. Hacer ejercicio nos permite mantener la calidad y la coordinación muscular, que tanto sirve para contrarrestar y amortiguar las caídas y grietas relacionados con la edad.

Esto es especialmente importante para la gente más adulta, los ancianos y las personas que tienen osteoporosis.
También tienen mucho que ver los antecedentes familiares de enfermedades de los huesos. Aquellos con un padre o pariente que tiene o tuvo la osteoporosis son más propensos a padecerla.
Entrenar de manera regular y suave es la clave para mantener la salud ósea y el bienestar general del cuerpo bajo control.

A decir verdad, practicar ejercicio de manera esporádica u ocasional puede no ser muy recomendable ya que el cuerpo muchas veces no está preparado para entrenamientos bruscos o ejercicios extremos, esto podría ser peligroso y está relacionado con la osteoporosis.
Un estudio llevado a cabo en una escuela,  contrasto el espesor de los huesos de mujeres de diferentes pesos corporales, los resultados fueron impactantes. Las mujeres que hacían ejercicio de manera habitual tenían los huesos más gruesos, quedo demostrando que el deporte y tener un peso saludable tiene un gran impacto en la densidad ósea.

Las dietas bajas en calcio y la ingravidez hacen que las personas que viajan al espacio experimenten los efectos nocivos de la osteoporosis directamente relacionada con el espacio y la gravedad. Los exploradores que viajan al espacio pierden alrededor del  1% o 2% de su masa ósea cada mes que pasan en una misión en el espacio. Estudios han descubierto que la vitamina K, la vitamina D y el calcio ayudaban a restaurar el hueso perdido a los que pasaban tiempo en el espacio.

La cafeína tiene algunas propiedades médicas, sin embargo, no es nada recomendable para nuestros huesos. El consumo excesivo de la misma puede interferir con la capacidad del cuerpo para retener el calcio. Un estudio demostró que beber más de dos tazas de café al día acelera la pérdida ósea. Un estudio alternativo (en señoras de edad avanzada), ha demostrado que beber medio litro de café al día puede vivificar la pérdida ósea, pero por desgracia además de no ser muy bueno para la salud consumir tanta cafeína, esta no es compatible con la vitamina D necesaria en nuestro organismo.