Excelentes tratamientos de belleza para la cara

Nuestra piel, aparte de ser un elemento protector es también uno estético. Siendo la parte de la cara, una de las zonas que más nos importa mantener.

Es por esto que en el mundo de la medicina existen diversos tratamientos de belleza para la cara. Que se enfocan en mantener o en tal caso devolverle la vitalidad a la piel de nuestro rostro.

A continuación te indicaremos los tratamientos más utilizados para conservar la belleza y el brillo de nuestro cutis.

Fotorejuvenecimiento con IPL

Tratamientos de belleza para la cara

El fotorejuvenecimiento en tratamiento de belleza para la cara con métodos no invasivos.

Se basa en la aplicación de pulsos de luz intensa (IPL), que promueven la regeneración de los tejidos faciales y le devuelven la vitalidad a la piel de nuestro rostro. Es comúnmente utilizado en aquellas mujeres y hombres que buscan deshacerse de las arrugas y demás deterioros provocados por el envejecimiento.

La aplicación del tratamiento es únicamente en manos de algún especialista. Y el periodo de duración es relativamente rápido. Aportando además que es un tratamiento sencillo y que no requiere de reposo alguno.

El bótox y la crioterapia

Aparte del láser y los IPL, existen también algunos tratamientos de belleza para la cara que actúan como complementos. Y estos pueden ser el bótox y la crioterapia, ambos buscan mejorar las imperfecciones de la piel que surgen con el envejecimiento de la misma, como las arrugas y la flacidez.

En el caso de la crioterapia, estamos hablando de un método 100% innovador y curativo a base de nitrógeno líquido. El tratamiento consiste en someter a la piel a bajas temperaturas, con lo cual se logra eliminar manchas y cicatrices; estimular la producción de colágeno y promover el rejuvenecimiento de la piel.

Tratamientos de belleza para la cara a base de exfoliantes

La exfoliación es un proceso que ayuda a mantener la piel limpia. Algo que muy pocos saben, es que este proceso es realizado por el organismo de manera natural cada 28 días aproximadamente. Sin embargo, a medida que envejecemos, su efectividad y frecuencia se va reduciendo. Es por esto que comienza a ser de gran ayuda aplicar exfoliantes con el uso de productos de belleza.

En el mundo de la medicina y la estética, se han comenzado a implementar exfoliantes químicos profundos. Los cuales consisten en el uso de ácido tricloroacético y algunos fenoles, que actúan como sustancias capaces de eliminar imperfecciones en la piel y devolverle el brillo y la vitalidad a nuestro rostro.

Aparte de existir los exfoliantes con productos químicos, otra buena alternativa son los exfoliantes naturales, hechos a base de plantas, aceites esenciales y frutas frescas.

Mascarillas caseras

La medicina naturista ofrece gran variedad de ingredientes para tratamientos de belleza para la cara. Pudiendo emplearlos en forma de mascarillas faciales que pueden tener variedad de efectos como el de hidratar, exfoliar, nutrir, funcionar como astringentes e incluso existen algunas con propiedades antiarrugas.

A continuación nos sumergimos en los tratamientos caseros, para nombrarte algunos que puedes llevar a cabo desde la comodidad de tu hogar.

Mascarilla de miel y almendras

Funciona como una exfoliante natural, gracias a las propiedades antisépticas de la miel y las propiedades nutritivas de las almendras.

Para su elaboración y aplicación, se requiere triturar y mezclar 4 almendras con 3 cdas de miel. Y esparcir suavemente sobre el rostro. Se recomienda dejar reposar la mascarilla durante 15 minutos y luego retirar con agua tibia.

Mascarilla hidratante de pepino

El pepino es una fruta con altos contenidos en vitamina A, C y E. Siendo capaz de aliviar irritaciones, reducir inflamaciones e hidratar la piel. Constituye uno de los ingredientes más usados en tratamientos de belleza para la piel.

Se recomienda aplicar una mascarilla a base de pepino molido durante 15 minutos, para luego retirar con abundante agua fría. Al funcionar como un hidratante natural, la sensación de frescura podrá sentirse al instante.

Mascarilla de avena

La avena es un producto con propiedades nutritivas, capaz de hidratar y absorber las impurezas de nuestra piel. Por lo tanto actúa un tratamiento exfoliante, hidratador y suavizante a la vez.

Para su preparación, se debe de licuar ½ taza de avena, y agregarle 1 cdta de miel, 2 cdas de leche y 2 cdas de aceite de manzanilla. Aplica y deja reposar durante 15 minutos, para luego retirar la mezcla con abundante agua fría. Se recomienda repetir el tratamiento al menos 2 veces por semana.

Para finalizar, te recomendamos no abandonar nunca el cuidado de tu piel. Existen numerosos tratamientos para mantener un rostro llena de vitalidad, y la verdad es que no hay excusas para que nos descuidemos en este aspecto.