¿Cómo tratar el pie de atleta?

Es importante saber cómo tratar el pie de atleta a tiempo, para no sufrir peores consecuencias y evitar su contagio. Ya que esta infección por lo general se contagia fácilmente, bien sea a través de una superficie como una toalla o sabana. O por el simple contacto físico como un apretón de manos.

Esta infección puede presentarse entre los dedos de los pies o en los talones. Y hay quienes a pesar de desaparecer la infección con tratamientos, esta puede volver aparecer con el tiempo.

Conoce las causas más comunes

Recuerda que este puede ser transmitido fácilmente. Por ello una de las causas más comunes de su trasmisión se debe al prestar un calzado o alguna prenda como los calcetines. Al entrar descalzo en las duchas de las piscinas públicas, donde no sabemos las condiciones de salud de las personas que frecuentan el área.

También debes saber que estos hongos se forman gracias al ambiente húmedo. Es decir, si eres de los que transpiran mucho y usas zapatos cerrados y apretados todo el tiempo eres propenso a incubar esta infección. El mal secado de los pies después de tomar un baño. Y las lesiones en las uñas o la piel como por ejemplo, lo que se conoce como la uña encajada.

Reconoce los síntomas y ataca el problema

tratar el pie de atleta

Si eres capaz de reconocer los síntomas podrás tratar el pie de atleta a tiempo y evitar daños peores en tus pies. Los síntomas que puedes llegar a sentir son, una insoportable comezón y ganas insecables de rascarte. Producto de la irritación y la piel enrojecida en la zona afectada. Un mal olor en tus pies incluso después de bañarte.

La formación de ampollas con costras o líquido interno. Si esto sucede no las revientes con las manos, se requiere de previa esterilización para tratarlas adecuadamente. En algunos casos si la infección es muy grave la piel puede verse como carne viva de aspecto húmedo y mucho ardor. Y las uñas se tornan de un color amarillento y empiezan a caerse. Si esto ocurre lo más recomendable es asistir pronto al médico.

Tratamientos naturales para tratar el pie de atleta

Los productos que nos brinda la naturaleza suelen ser los mejores para tratar el pie de atleta. Gracias a las increíbles propiedades desinflamatorias, antifúngicas y antibacterianas de muchas plantas y alimentos de origen vegetal.

Aloe vera

Intenta rozando un poco de penca de sábila en la zona afectada. Solo ten cuidado y asegúrate de lavarla muy bien. Quítale la concha y lávala con agua tibia retirando por completo esa sustancia amarilla de su superficie. El extracto de aloe vera tiene propiedades cicatrizantes, desinflamatorio y desinfectantes. Ayudara progresivamente a la eliminación de las bacterias que causan el hongo.

El ajo

Puedes machacar unos cuantos dientes de ajo y realizar una especie de cataplasma sobre el hongo. Puedes incluso remojarlos un rato en vinagre y luego envuélvelos en un gasa y aplica sobre la zona durante varias horas. Eso sí, no dejes que el ajo entre en contacto directo con la piel, ya que solo provocaras efectos secundarios.

Infusiones con plantas medicinales

Antes de ir a dormir puedes remojar un rato los pies en infusiones de tomillo, manzanilla, jengibre y miel. Tu elije cualquiera de ellas. Solo tiene que calentar un poco de agua y coger un puñado de alguna de estas plantas.

Luego vierte la solución en un recipiente lo suficientemente grande para sumergir tus pies. Deja que repose el agua no vayas a meterlos si el agua está muy caliente. Agrega un chorrito de miel al agua si lo deseas y déjalos sumergidos durante 20 min o media hora como mucho. Estas plantas tienen la particularidad de actuar como relajantes naturales de los tejidos en la piel, aportando mucha elasticidad.

Yogurt

Para tratar el pie de atleta de forma natural puedes realizar también cataplasmas de yogurt. De igual manera que el ajo, añade a unas compresas o gasas un poco de yogurt natural y aplica sobre la zona. El yogurt es capaz de eliminar las bacterias que desarrollan a los hongos.

Consejos adicionales

Finalmente, ya estas advertido de las causas y síntomas para evitar y tratar el pie de atleta. Pero no esta demás que sigas algunos consejos a manera de precaución. Si puedes evitar sufrir de esta condición muchísimo mejor ¿o no? Así que como dicen ¡coja consejos y llegue a viejo!

Evita usar los zapatos cerrados que te causen molestias en los pies, o evítalos por largos períodos de tiempos. Sobretodo si eres de los que realiza ejercicios físicos. Una vez que termines los ejercicios, quítatelos y refresca tus pies.

No prestes tus calcetines, todos tenemos un distinto nivel de PH y humores en la piel. Y nunca se esta tan seguro de la salud o higiene de la otra persona. Mantén siempre limpios tus pies.

Si la infección no se reduce luego de aplicar tratamientos caseros por varios días, asiste a tu médico o incluso antes. Es que necesitaras un tratamiento más invasivo y efectivo.