Si usted tiene estos dos agujeros en la parte posterior usted es realmente especial!

Los seres humanos somos muy interesantes, aparte de que siempre nos gusta vernos bien, atractivos, con un pelo brillante y una piel joven y resplandeciente, pero aparte de esto, ser atractivo no es una cuestión de decir las cosas de una manera particular, sino también tener un tipo y un cuerpo bien trabajado. Qué papel juegan los hoyuelos de las mejillas?

Las hendiduras en las mejillas son atractivos, pero algunas personas desean no tenerlos y otro tipo de hoyuelos suele aparecer en la parte baja de la espalda, zona que todo el mundo piensa que es muy atractiva y que se llama “la zona de Venus”.

¿Por qué las personas tienen hoyuelos en esa zona?

La mayoría de las mujeres tienen estas hendiduras y a pesar de que están presentes en casi todo el mundo, muchas personas nunca saben el nombre de estas marcas de belleza y gracias a este artículo le daremos la definición de hoyuelos de Venus y le explicaremos por qué son tan raros.

Y es que estos hoyos de la espalda son una condición genética que no presenta riesgos especiales para la salud, ya que algunas personas nacen con una tendencia a desarrollar este tipo de hoyuelos, pero por lo general, el envejecimiento y aumento de peso puede hacer aumentar la aparición de hendiduras en la espalda, haciéndolos parecer más notables.

Algunas personas les gusta tener en la espalda este tipo de hendiduras y otros desean eliminarlos de alguna manera y en algunos casos, el ejercicio y la dieta pueden hacer que las arrugas parezcan menos notable.

Estas hendiduras se pueden ser llamados por otros nombres, tales como hoyuelos sacros, hoyuelos de Venus u hoyuelos pilonidales y es que los mismos hoyos son producidos por la estructura ósea individual de una persona, en relación con ella o su específica relación de definición del músculo y la grasa corporal.

Afortunadamente, muchas personas creen que los hoyuelos son adorables y los ven como “marcas de belleza”, en lugar de depresiones deformantes en la superficie del cuerpo. Las reacciones a la parte posterior de estos hoyos son totalmente subjetivas.

Si tiene estas hendiduras, lo mejor es abrazar la naturaleza y disfrutar de estas peculiaridades físicas. Lo más probable es que se transmitan por el código genético o como parte de su propio ADN. Es muy común que sus padres y parientes cercanos también tengan este tipo de hoyuelos tan  similares a los suyos.